Saltar al contenido
S

Ejemplos de sinonimia

Ejemplos de sinonimia
5 (100%) 1 vote

La sinonimia es un recurso literario que permite la utilización de palabras similares para la explicación de un mensaje y así no recurrir al uso repetido, repetitivo o redundante de un concepto.

La sinonimia es también conocida como sinónimos. Que generalmente son de ayuda en el momento de la escritura de un texto ya que permite conocer y utilizar palabras que ofrezcan significados iguales para no repetirlas en una misma oración lo que pudiese crear falta de estilo.

Usos eficaces de la sinonimia

  • La sinonimia permite el conocimiento de los sinónimos para reiterar una idea.
  • Mediante la utilización de sinónimos se pueden ampliar las oraciones para no hacerlas tan reducidas o cortas de explicación.
  • La sinonimia permite una descripción exacta de la idea que se quiere compartir.
  • La ventaja del uso correcto de la sinonimia es que no altera la significación general del contenido puesto que los sinónimos ofrecen el mismo concepto que solo reitera la idea, no la cambia.

Otros usos de la sinonimia

No solo en lingüística es conocido este término, en biología se refiere a sinonimia cuando se utiliza para un estudio las hipótesis de un autor, es decir, una referencia bibliográfica que sea similar a los resultados que se están obteniendo en el laboratorio.

Ejemplos de sinonimia

  1. “¡Mentira¡ No tengo ni dudas, ni celos, ni inquietud, ni angustias, ni penas, ni anhelos.”
  2. “La gloria, el éxito, la popularidad, la fama, el lujo así como el poder de ser conocido, estimado y admirado…
  3. Hay personas crueles, revoltosos y tiranos: cobardes, codiciosos, malnacidos, pertinaces, feroces y villanos; adúlteros, infames.
  4. Hay mujeres muy femeninas, coquetas, presumidas, vanidosas.
  5. El auto, coche, automóvil, transporte, vehículo… que conduce mi papá es rojo.
  6. La casa, hogar, vivienda, loza, morada… del vecino está muy bien decorada.
  7. Mi amigo hoy está: triste, perezoso, desilusionado, desanimado, melancólico, decepcionado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *