Saltar al contenido
A

Ejemplo del uso del punto

El punto es un signo gramatical que se emplea para destacar el final de una idea u oración y el posible inicio de otra. De todos los signos de puntuación, el punto es el que simboliza la pausa más extensa en la lectura.

¿Qué es?

Es un signo ortográfico empleado para marcar el final de un enunciado, texto o párrafo. Es un signo circular de tamaño pequeño. Se escribe junto a la palabra o elemento que lo preceda, sea número o signo y se separa con un espacio del elemento que lo sigue.

El punto se emplea por razones sintácticas, delimita enunciados y los párrafos en un texto. También, se emplea para organizar la información agruparla y jerarquizar las ideas en un texto, con el fin de que sea coherente y claro para el lector.

El uso del punto responde a criterio del autor y la manera que este desee organizar el texto.

El punto, según el tipo de discurso que lo delimite, podrá recibir diferentes nombres: Punto y seguido, punto y aparte o punto final.

El punto siempre indica la finalización de una idea con mucha mayor fuerza que una coma y que un punto y coma. A continuación de un punto siempre se escribe la primera letra de la palabra en mayúsculas, indicando el comienzo de una nueva idea.

Usos principales del punto

Punto seguido: Es el punto que se utiliza para separar una idea de otra en el mismo párrafo. Es muy común cuando se hace referencia a una situación en un tiempo y espacio determinado y ahora se desea cambiar la acción que se pretende retratar. Es decir, se emplea cuando no cambia el contexto, pero si se desea hablar sobre una idea relacionada.

Punto y aparte: Se emplea para cambiar el contexto. Es decir, cuando la siguiente idea, no está relacionada con la anterior. No separa dos oraciones, sino dos párrafos.

Punto final: Se emplea para dar por finalizada la última oración o párrafo del texto.

Abreviaturas: Luego de emplear una abreviatura se incluye un punto, ya que por consenso se estableció que esto indica que lo que se escribió su una abreviatura. La palabra que sigue a este punto no debe iniciar con mayúscula.

Puntos suspensivos: Se emplean para generar intriga o para indicar un tiempo de espera para el acontecimiento de una acción.

Ejemplos del uso del punto

Punto y seguido:

  • Carlos fue llamado al estrado. Era hora de testificar.
  • Doctor, necesito un remedio para mi problema. Hoy desperté y noté que se me había caído un diente.
  • Ya recargué la batería de tu móvil. No durará mucho, pero es suficiente para un par de llamadas.

Punto de abreviatura

  • La Sra. Rojas quiere verla en su oficina.
  • El Prof. Carlos dice que reprobaste el examen.
  • El Ing. mecánico tiene muchas opciones en el mercado laboral.
  • En la Pág. 30 de su libro de texto encontrarán el uso correcto de las comas.

Punto y aparte

  • Dejamos a nuestra familia y amigos para dar inicio a nuestro viaje.
  • Al principio todo fue perfecto, visitamos Noruega, luego Escocia, ella aseguraba ser muy aventurera, pero solo deseaba quedarse en hoteles y no acampar al aire libre como lo habíamos planificado.

Puntos suspensivos

  • Ja, si te dijera todo lo que sé sobre tu novio…
  • Yo… tengo algunas dudas.
  • Espero que regreses pronto…
  • Estimados señores y señoras, autoridades de la universidad…

Punto final

  • Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.
  • Besos y abrazos para todos, un saludo.
  • Este juego tiene piezas pequeñas peligrosas para niños menores de tres años.

Reglas del uso del punto

Entre las reglas del uso del punto podemos mencionar:

  • El punto se escribe siempre pegado a la palabra que lo antecede, luego va un espacio y continua la siguiente palabra, la cual debe iniciar en mayúscula. Ejemplo: Era una tragedia. El monstruo la había secuestrado.
  • No debe escribirse punto después del signo final de interrogación o de exclamación. Estos signos marcan por si mismos el fin de un enunciado. Ejemplo: ¿Esta Pedro en casa? Llevo ya más de dos horas llamando al timbre.
  • Es necesario escribir el punto después de las comillas. Primero van las comillas de cierre y luego el punto. Sin importar si es el final de una oración, de un párrafo o un texto. Ejemplo: “Sueña con un mundo de amor y paz, y lo haremos realidad”. John Lennon.
  • El punto debe escribirse luego de un paréntesis. Ejemplo: Vivió durante cuarenta años, durante el periodo (1940-1980)
  • Se debe escribir el punto luego del guion largo de diálogo y no antes. Ejemplo: —No es posible, María—dijo José apesadumbrado—. Tenemos que hacer algo.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Ejemplo del uso del punto. Disponible en: https://www.ejemplos.cc/uso-del-punto/