Saltar al contenido
R

Ejemplos de respiración branquial

Ejemplos de respiración branquial
4.3 (86.5%) 80 votes

La respiración branquial es aquella que consiste en la absorción y expulsión de oxígeno a través de branquias en un medio acuático. El oxígeno ingresa al organismo donde es llevado hacia las células que lo requieren para generar energía y mantener el metabolismo, una vez culminado el proceso, se expulsa el dióxido de carbono.

Branquia

Las branquias son los órganos principales en la respiración branquial, son los que permiten el intercambio gaseoso entre la criatura y el medio acuático donde vive.

Extraen el oxígeno disuelto en el agua y transfieren el dióxido de carbono al medio. El oxígeno pasa a los fluidos internos bien sea sangre o hemolinfa y es transportada a los tejidos donde las células lo requieren para realizar la respiración celular, proceso realizado en orgánulos celulares denominados mitocondrias.

Al realizarse la respiración celular se produce dióxido de carbono, este compuesto puede intoxicar el organismo del animal, por lo tanto debe ser expulsado al medio.

Las branquias son órganos externos, que permiten el intercambio eficaz entre las células epidérmicas y el agua que las rodea. Las branquias pueden estar cubiertas de tejidos blandos y muy frágiles.

Las branquias pueden ser:

  • Apéndices ramificados con gran superficie: Son comunes es anélidos, larvas de salamandras y tritones, larvas de insectos y moluscos. Estas branquias consisten en una ramificación de apéndices de gran tamaño.
  • Estructuras especializadas y organizadas entre hendiduras faríngeas o branquiales: Se trata de orificios que comunican el interior del animal con el exterior. Este tipo de estructuras se encuentran en los peces. Se trata de láminas que se superponen y están cubiertas de vasos sanguíneas.

El agua ingresa en las hendiduras y oxigena la sangre que circula por los vasos sanguíneos que recorren las branquias.

En los peces las branquias están protegidas por una pared corporal denominada opérculo. El agua es bombeada desde la cavidad bucofaríngea hacia las branquias, el agua fluye en sentido contrario a la sangre que circula en las branquias.

Respiración branquial

La respiración branquial se realiza a través de las branquias. Estas estructuras se encuentran presentes en los crustáceos y los peces y algunas criaturas marinas.

La respiración inicia con la absorción del oxígeno disuelto en el agua. Esto se realiza gracias a la corriente de agua cuando el animal se desplaza o bien, con ayuda del opérculo, un órgano que protege las branquias y guía el agua hacia los tejidos de las branquias.

El agua ingresa a las branquias, donde, por difusión, el oxígeno atraviesa el tejido hacia un medio con un bajo nivel de oxígeno. La difusión es un proceso a través del cual un gas atraviesa membranas de una zona de mayor concentracio0n a una de menor concentración. El dióxido de carbono, también es expulsado fuera del organismo por difusión.

Las branquias son externas debido al ambiente donde habita el animal. El agua es mucho más densa que el aire y es difícil de dirigir hacia órganos mucho más complejos como los pulmones. Las branquias también están adaptadas a cuerpos que se encuentran en constante movimiento en un medio acuático.

Este tipo de respiración se realiza de diferentes formas según la especie. Los peces óseos cuentan con estructuras que le permiten bombear el agua desde la zona bucofaríngea hacia la cavidad ubicada bajo el opérculo (una especie de aleta que protege las branquias debido a su dureza) el opérculo se abre cuando el pez cierra la boca, esto permite el flujo del agua con poca presión hacia las branquias.

En los peces cartilaginosos no existe opérculo, por lo que los peces nadan con la boca abierta para mantener un flujo constante de agua hacia las branquias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *