Saltar al contenido
A

Ejemplos de parasitismo

parasitimos

El parasitismo es uno de los tipos de relación que pueden establecer dos criaturas de diferentes especies. Una de estas se conoce como hospedador, que es la que recibe al parásito, la segunda criatura, la cual se une al hospedador con el fin de obtener un beneficio, ya sea alimento, un espacio para reproducirse o para desarrollarse. Puede ocurrir en cualquier etapa de la vida de ambos organismos.

¿Qué es?

Es un tipo de simbiosis o relación entre dos organismos, en esta relación uno de ellos depende del otro para sobrevivir y obtiene un beneficio. En la mayoría de los casos, el hospedador es afectado negativamente por el parásito.

En el parasitismo, el parásito o huésped es la especie que depende del hospedador o anfitrión para realizar algún proceso vital.

Algunos parásitos pueden ser sociales, es decir, viven en colonias e infectan juntos al organismo anfitrión.

También puedes encontrar parásitos que infectan otros parásitos, en estos casos se les conoce como hiperparásito. Un ejemplo de hiperparásito son los virus satélites, los cuales infectan a otros virus con el simple objetivo de reproducirse.

Existen dos tipos básicos de parásitos:

Endoparásitos: son aquellos que viven en el interior del anfitrión, ya sea en sus fluidos o en sus órganos.

Ectoparásitos: son aquellos que viven fuera del anfitrión, sobre su piel o pelaje.

Los parásitos pueden llegar a causar tanto daño al anfitrión que pueden matarlo, en este caso se les conoce como parasitoide.

Dependiendo de la especie de parásito, este puede infectar un organismo en una o en todas las etapas de su vida.

Ejemplos de parasitismo

Algunos ejemplos de parasitismo que te podemos ofrecer son los siguientes:

Ácaros: son parásitos que se hospedan en la piel y consumen sus secreciones y desechos, especialmente los querantinocitos.

Amebas: se hospedan en el intestino de los seres vivos y pueden provocar desnutrición severa y graves consecuencias al afectar otros órganos.

Avispa esmeralda de las cucarachas: la avispa pica a la cucaracha y le inyecta sus huevos, estos eclosionan en su interior y las larvas consumen los tejidos no vitales de la cucaracha mientras completan su desarrollo.

Bacterias y virus: Pueden encontrarse en cualquier superficie y en el agua, ingresan a los seres vivos por medio de los alimentos, el aire o el contacto y se desarrollan en el interior de sus cuerpos.

Garrapatas: son ectoparásitos que consumen la sangre de los animales, pueden contagiar diversas enfermedades.

Gusano de guinea: habita en pulgas que viven en los ríos, consumir esta agua puede llevar el gusano a tu organismo, provocando una sensación de quemadura en la piel y ampollas.

Hongos: se hospedan sobre la piel, especialmente en las uñas y pies. Consumen queratina, un tipo de proteína que se encuentra en la piel, en la capa conocida como epidermis.

Lombrices: crecen en diversas partes de los seres vivos y pueden llegar a consumir tejidos y nutrientes.

Muérdagos: parasitan árboles en África, Europa y América.

Protozoos: son criaturas unicelulares que parasitan plantas y animales, pueden producir enfermedades como tricomoniasis y el mal de Chagas.

Pulgas: viven sobre la piel de los animales, pueden transmitir virus y consumen sangre.

Saco de bandas verdes: se desarrollan dentro de un caracol y lo hacen comportarse de forma poco cuidadosa, llevándolo a exponerse y a ser consumido por sus depredadores, especialmente aves, quienes liberan los huevos del parásito al medio ambiente mediante sus heces.

Saculina: inyectan en los cangrejos sus propios órganos blandos, teniendo como consecuencia la infertilidad del anfitrión.

Sanguijuelas: se unen a un anfitrión para consumir su sangre.

Termitas: parasitan árboles y la madera utilizada para la construcción, son altamente destructivas.

Clasificación

Existe una clasificación parásitos según su tamaño y es la que conocerás a continuación:

Microparásitos

Son de tamaño reducido y muy numerosos. Tienen la particularidad de reproducirse con rapidez dentro del anfitrión, especialmente en el interior de sus células, afectan el metabolismo y provocan reacciones en los anticuerpos.

Macroparásitos

Tienen un gran tamaño. Pueden vivir sobre la piel o dentro del cuerpo y multiplicarse en su interior, por ejemplo, garrapatas y lombrices intestinales, respectivamente. Suelen contar con fases infecciosas que ocurren fuera del anfitrión. Su número puede ser estimado.

Tipos de parásitos

Existen diferentes tipos de parásitos y la mayor clasificación los agrupa según sus grupos biológicos:

  • Bacterias.
  • Hongos.
  • Plantas.
  • Protistas.
  • Virus.

Según el lugar que ocupan en el hospedador pueden ser:

  • Ectoparásitos: habitan sobre la piel o pelaje del anfitrión.
  • Endoparásitos: viven en el interior del cuerpo de su anfitrión.
  • Mesoparásitos: una parte de su cuerpo mira hacia el exterior y la otra está anclada a los tejidos del hospedador. Existen casos extremos de mesoparásitos es peces donde la cabeza se encuentra en el corazón y el cuerpo crece a raves de las branquias o perfora las vísceras.

Según la capacidad que presentan para sobrevivir sin anfitrión pueden ser:

  • Parásito obligado: requieren de un anfitrión para vivir o completar su ciclo de vida.
  • Parásito facultativo: no requieren de un anfitrión para vivir, pueden ser libres.

Parasitología

Es la ciencia encargada de estudiar los parásitos y la interacción que se establece entre el parasito y su hospedador.

Debido a que muchos parásitos son microorganismos que producen infecciones y que son estudiados por la microbiología, la parasitología estudia solo a los parásitos eucariotas, exceptuando los hongos pues estos son estudiados por otras ciencias.

En resumidas cuentas, la parasitología estudia parásitos pluricelulares como plantas y animales, incluyendo artrópodos, nematodos y platelmintos.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Ejemplos de parasitismo. Disponible en: https://www.ejemplos.cc/parasitismo/