Saltar al contenido
O

Ejemplos de oraciones subordinadas

Ejemplos de oraciones subordinadas
5 (100%) 1 vote

Las oraciones subordinadas son aquellas que dependen de una oración base para lograr comprender con ayuda de nexos una nueva estructura, es decir, nacen de una idea principal y su objetivo es añadir fluidez o extensión al mensaje para su comprensión.

La palabra subordinación proviene de la acción de dependencia sobre algo, es decir, que no funciona o no tiene validez aisladamente. En el caso de las oraciones subordinadas que dependen de una oración inicial. Los complementos no tendrán funcionalidad sintáctica de forma aislada a la hipótesis base.

Oración

La oración es un recurso gramatical que cumple la función de expresar un conjunto de ideas. Es la pieza más pequeña de un discurso y de acuerdo a la extensión de palabras que pueda llegar a tener se convertirá en párrafo.

Las oraciones están integradas por un verbo que emite una acción, un sujeto que es de quién se habla sea persona u objeto y sus complementos denominados nexos que son los que detallaran o ayudarán a que las ideas logren una significación en conjunto y no aisladas.

Por ejemplo los adjetivos: esa casa (sujeto) es (verbo) blanca (nexo).

Nexos subordinantes

Los nexos son complementos que se ubican en las oraciones comunes pero gracias a su utilización se pueden contextualizar las ideas en tiempo, orden, lugar, modo, causa, entre otros.

Sin la utilización de los nexos o añadiduras subordinadas la oración no perdería sentido sin embargo la integración de este complemento es esencial para una mayor comprensión así como para la contextualización del mensaje, por ejemplo:

Sin nexo: el gato sube. Oración base.

Con nexo: el gato que (nexo relativo) sube de noche (nexo de tiempo) formando así una oración subordinada.

Ejemplos de oraciones subordinadas

Oraciones subordinadas con nexos: si, que.

  • Me gustó el helado que me compraste.
  • Cuando volvamos a salir si traeré gorra.
  • Vi el carro muy lejos y pensé que se detendría.
  • Nos vemos en la tarde en la plaza, solo si puedes.

Oraciones subordinadas con nexos neutros: esto, eso.

  • Cuando me mostraste eso no lo reconocía.
  • Me preguntaron si sabías sobre esto.
  • No sé qué ocurrirá con eso.
  • Esto es lo que quería aclarar contigo.

Oraciones subordinadas interrogativas: ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?

  • ¿Qué quieres decir?
  • ¿Cómo sucedió ese accidente?
  • ¿Cuándo podremos vernos y conversar?
  • ¿Dónde está ubicada la comunidad Los Soles?
  • ¿Quién preside esta comisión?
  • ¿En cuánto sale ese estuche de maquillaje?
  • ¿Quiénes son los jugadores que estarán en el partido mañana?

Oraciones subordinadas con pronombre relativo: que

  • Ayer me encontré a los niños que estudiaron conmigo en el colegio.
  • ¡Qué bueno verte!, no sabía que te gustaba la música clásica.
  • Sabías que viajaré durante la Semana Santa.
  • Hazme el favor de pasarme el plato que está encima de la mesa.

Oraciones subordinadas propias: de tiempo, de lugar, de cantidad.

  • De tiempo: vine lo más rápido que pude / me tardé por el tráfico.
  • De lugar: espérame afuera de la casa / las llaves están encima de la mesa.
  • De cantidad: Toma mucha agua / Compra varios pedazos de torta.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *