Saltar al contenido
I

Ejemplos de ironia

Ejemplos de ironia
5 (100%) 1 vote

La ironía es el uso de palabras con un sentido diferente o opuesto al significado más común. Es una figura de lenguaje que hace una contradicción bien humorada a lo que se quiere decir.

A continuación damos algunos ejemplos de ironía:

Él corrió tan rápido como una tortuga

La tortuga es un animal que camina despacio. Al decir que una persona corrió tan rápido como una tortuga, lo que se quiere decir es que ella anduvo muy despacio o que no corrió. Esta comparación invertida es una ironía.

La sopa estaba una delicia: fría y sin condimento

Si la sopa que fue servida estaba sin condimento y fría no es posible que estuviera sabrosa. Decir que una sopa mala estaba una delicia es usar la ironía para hacer una crítica como buen humor.

Me siento feliz cuando ella no atiende mis llamadas

Cuando se llama a alguien, lo que se quiere es hablar al teléfono. Si la llamada no es atendida, quien llamó no puede quedar satisfecho. Decir que está feliz con una situación que no le gusta es hacer una ironía.

Él estudió tanto que sacó cero en la prueba

Cuando una persona estudia mucho para hacer una prueba se espera que el resultado sea una buena puntuación. La nota cero demuestra que no hubo suficiente estudio para alcanzar la nota. La contradicción entre el estudio y la mala nota es una ironía.

La felicidad consiste en trabajar mucho y recibir poco.

La frase deja clara la ironía que se refiere al deseo de recibir más por el trabajo que se hace. En este ejemplo de ironía, que se llama cósmica o infinita, existe la diferencia entre lo que se desea y la realidad.

Él tuvo una gran idea y arruinó nuestro viaje

En esta frase se pone de relieve una idea equivocada o contraria a lo que se quisiera decir, es decir, si fuera una buena idea no habría arruinado el viaje. Este es un ejemplo de ironía antífrase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *