Saltar al contenido
H

5 Ejemplos de haikus

5 Ejemplos de haikus
5 (100%) 1 vote

El haiku o haikú es una poesía que tiene su origen en Japón, siendo esta lengua la originaria de toda la estructura y belleza de sus versos. Integra 17 sílabas las cuales se fundamentan en el realce hacia la naturaleza, e incluye también descripciones referentes a las estaciones del año.

Su traducción se avoca a los escritos poéticos. Su esencia es acortar las ideas uniéndolas en apócopes para así completar las diecisiete sílabas divididas en tres versos de carácter obligatorio.

Excepcionalmente puede tener más de 17 sílabas, en cuyo caso se denomina hachô (haiku de metro roto). En la actualidad es comúnmente utilizado este tipo de haikú dada la traducción de sus escritos en diversos idiomas, los cuales no optan por acortar las oraciones al momento de la transcripción.

Los haikús surgen de la fascinación de los japoneses primitivos hacia la naturaleza y todo lo que la integra, desde los animales, las plantas, los cambios climáticos estacionales, hasta el desenvolvimiento del hombre en ella.

5 Ejemplos de haikús

Haikú de despedida de la vida: Como costumbre japonesa este tipo de haiku se escribe poco antes de morir: Tarai kara tarai ni utsuru chimpunkan.

En la traducción: De un barreño, a otro ¡tonterías!


Haikú de la melancolía: Kono michi ya yuku hito nashi ni aki no kure.

En la traducción: Nadie que vaya por este camino. Crepúsculo de otoño.


Haikú sobre la melancolía y los animales: Koi koi to iedo hotaru ga tonde yuku.

En la traducción: Ven, ven», le dije, pero la luciérnaga se fue volando.


Haikú sobre el amor hacia los animales: Kuchi akete oya matsu tori ya aki no ame.

En la traducción: Abriendo los picos, los pajaritos esperan a su madre: la lluvia de otoño.


Haikú sobre la libertad y rebeldía humana: Nureashi de suzume no ariku rôka kana.

En la traducción: Andando con sus patitas mojadas, el gorrión, por la terraza de madera.