Saltar al contenido
D

Ejemplos de dadaísmo

Ejemplos de dadaísmo

El dadaísmo es todo lo contrario a la poesía, a la literatura y a la positiva forma de vivir de los artistas. Surge en Europa con la intención de destruir la ideología carismática de quienes demostraban sus sentimientos a través de la pintura, canto, baile o cualquier pieza artística.

Se fomenta como una ideología anti artística. Nace como consecuencia del auge de la poesía romántica, los cantos inspirados en los sentimientos, además de la demostración por parte de los artistas, para reflejar un renacimiento de la cultura y la sociedad de Europa luego de la primera guerra mundial.

El dadaísmo fue proclamado a través de burlas, escritos satíricos e incluso esculturas y pinturas creadas con material de desecho, las cuales reflejaban una sociedad caótica, llena de furia u obscenidades.

Ejemplos de dadaísmo

Jean Arp, pintor del dadaísmo: Realizó collages en relieve en las que las formas estaban desordenadas a propósito para crear una sensación abstracta que se reflejaba como rebeldía ante las obras artísticas sutiles.

Raul Hausmann: A través del fotomontaje perseguía transmitir un mensaje político, social y moral. Sus obras eran muy personales dado que él era el protagonista de tales representaciones hechas con fotos, recortes o dibujos.

Kurt Schwitter: Sus obras integraban materiales de todo tipo como: madera, billetes, dibujos, cartón, mechones de cabellos, barro, envolturas, prendas de ropa y todo aquello que pudiese reflejar una rebeldía contra las reglas impuestas para el arte de esa época.

Max Ernst: Su rebeldía se transmitía a través de obras grandes en las que utilizaba piezas como urinarios, bloques, hachas, cadenas o pinturas con mensajes catastróficos sobre la muerte. Esto con el fin de molestar socialmente a quien lo llegara a ver.

Marcel Duchamp: Su objetivo era transformar los objetos comunes en piezas artísticas. Ruedas de bicicletas o utensilios de cocina eran unidos y utilizados como obras de su autoría, descontextualizándolos a tal punto de integrarles su firma junto a una explicación artística particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *