Saltar al contenido
A

Ejemplos de competencia animal

competencia animal

En la naturaleza la interacción animal se basa no solo en la simbiosis sino en la competencia, las especies compiten por espacios, alimentos y recursos, pues estos suelen ser reducidos. Muchas adaptaciones biológicas les permiten a los animales competir con otros por dichos recursos, siendo la competencia importante para la evolución de una especie.

¿Qué es?

Es un tipo de interacción biológica entre los seres vivos que habitan un ecosistema en el cual, su adecuación biológica o aptitud se ve reducida por la presencia de otro ser vivo con similares demandas de recursos, ya sea alimento, territorio, agua o parejas.

La competencia es un factor biótico y abiótico que puede afectar una comunidad ecológica y se divide en intraespecífica si se da entre miembros de la misma especie e interespecífica si se da en miembros de especies diferentes.

Ejemplos

Algunos ejemplos de competencia animal son:

  • Los machos de una misma especie compitiendo por las hembras, por lo general, el macho más fuerte, colorido, habilidoso o que construya la mejor madriguera se quedará con la hembra, demostrando así, superioridad genética.
  • Al sembrar plantas en un matero, sean de la misma especie o no, podrás observar que todas compiten por ser más altas que sus vecinas y así alcanzar la luz del sol. A veces, una planta reinará sobre las demás, aprovechando todos los recursos para sí y causando la muerte de las demás.
  • Los machos de algunas especies territoriales, como perros, lobos y osos, marcan su territorio con su orina y su olor, de manera tal que, si otro macho ingresa en el mismo, sabrá que está en riesgo de ser atacado.
  • Los animales territoriales a veces marcan los arboles de sus territorios lo más alto posible, es decir, rasguñan, orinan o rozan su cuerpo a la mayor altura que pueden para mantener alejados a los competidores al mostrarse más fuertes de lo que realmente son.
  • Cuando inició la Revolución Industrial existían muchas polillas blancas en las ciudades y espacios verdes, las mismas podían camuflarse en ciertas flores y troncos. Cuando el hollín del carbón manchó estas superficies, las polillas blancas vieron reducida su población, pues los depredadores las encontraban con facilidad, solo las polillas de colores oscuros se podían camuflar.

Otro ejemplo muy interesante es el de la competencia aparente, esta se da entre especies que tienen un mismo depredador. Un ejemplo es el besugo y el atún, los tiburones cazan a ambas especies, pero si por alguna razón decide alimentarse solo de besugos, los atunes se reproducirán en gran cantidad.

Cuando el número de besugos se reduzca, los tiburones optaran por alimentarse de atunes, los cuales al estar en mayor número, le permitirán al tiburón reproducirse y a la vez, controlar las poblaciones de atunes mientras la de besugo se recupera.

Tipos de competencia

Existen varios tipos de competencia entre los animales:

Por mecanismo

Competencia por interferencia: es aquella donde un individuo interfiere con la alimentación, reproducción y supervivencia de otro mediante la agresión u otros mecanismos, impidiendo que habite el ecosistema.

Competencia por explotación: se compite por el consumo de un recurso limitado común para ambas especies. El uso del recurso por una especie causa escasez del mismo para el otro. Suele producirse durante la competencia por hábitats.

Competencia aparente: se da entre dos especies que suelen ser presas de un depredador. Se da la competencia por un espacio libre de depredadores.

Por especies

Competencia intraespecífica: se da entre los miembros de una misma especie cuando quieren hacer uso de un mismo recurso. Un gran ejemplo son los leones, que expulsan a los machos adultos de su manada familiar y estos atacan a otra manada, matan a los cachorros y se aparean con las hembras para asegurar el dominio de su linaje.

Competencia interespecífica: se da entre especies diferentes que comparten un mismo recurso, si este no es suficiente para mantener a ambas poblaciones, puede ocurrir un desplazamiento de una de las especies, reducción en su fertilidad, tasa de crecimiento y de supervivencia.

Principio de exclusión competitiva

Se le conoce como ley o regla de Gause, es una proposición que establece que dos especies en competencia biológica por los mismos recursos no coexistirán de manera estable si otros factores ecológicos permanecen constantes. Es decir, dos especies no pueden coexistir si son competidores totales por un mismo recurso.

Esto quiere decir que una especie siempre dominará a la otra, llevándola a extinguirse, a modificarse o migrar a otro nicho ecológico.

Consecuencias

La competencia interespecífica entre individuos y poblaciones causa un gran impacto en las especies. Estos impactos afectan las poblaciones y puede llegar a definir la evolución de una especie, la cual se adaptará para evitar la competencia.

La evolución de una especie puede llevar a la exclusión del hábitat, a una diferenciación de nicho o a su extinción de la especie con la que compite.

A su vez, esta evolución provoca cambios en otras especies, las cuales deberán adaptarse a dicha evolución.

¿Cómo citar?

Ing. Chirinos A. (S.F.). Ejemplos de competencia animal. Disponible en: https://www.ejemplos.cc/competencia-animal/