Saltar al contenido
A

Ejemplos de alcalinos

Ejemplos de alcalinos
5 (100%) 1 vote

El término alcalino proviene del árabe álcalis que quiere decir cenizas. Son elementos químicos ubicados en el grupo 1 de la tabla periódica, justo en el lado izquierdo, a excepción del hidrogeno. Los alcalinos tienen poca afinidad electrónica. Este grupo está integrado por el litio (Li), sodio (Na), potasio (K), rubidio (Rb), cesio (Cs) y francio (Fr).

¿Qué es?

Los alcalinos también denominados metales alcalinos, son elementos que se encuentran en la primera columna del sistema periódico. Los seis elementos que componen este grupo, pertenecen a la serie de elementos “s”.

Los alcalinos componen el 4,8% de la corteza terrestre siendo los metales sodio y potasio los que se encuentran más abundantes, mientras que el resto de los elementos se encuentran en menores cantidades.

Elementos como el sodio y el potasio son muy importantes para los seres vivos, ya que estos se encuentran en forma de “iones libres” e intervienen en muchos procesos químicos dentro de los seres vivos.

El cloruro de sodio (NaCl) es el soluto que abunda en mayor cantidad en el agua del mar. El litio se encuentra en el fondo de lagos que se han secado, el cesio, rubí y el francio son más escasos en la naturaleza.

Como la gran mayoría de los metales son blandos y maleables, poseen un color plateado. Estos son muy brillantes, pero al reaccionar con el aire este brillo desaparece.

Los alcalinos no se encuentran en estado libre, forman generalmente sales, son corrosivos y poseen una gran reactividad química.

Ejemplos de alcalinos

  • El sodio es uno de los elementos alcalinos utilizado en la industria textil debido a que sus sales son blanqueadoras.
  • El potasio es usado en la realización de fertilizantes y vidrios, además es uno de los componentes vitales para la transmisión del impulso nervioso en los seres vivos.
  • El litio se emplea en la producción de lubricantes y pilas.
  • El rubidio es usado en sistemas de vacio para eliminar gases.
  • El cesio es el componente principal de las células fotoeléctricas.