Saltar al contenido
A

Ejemplos de abstracción

Ejemplos de abstracción
5 (100%) 1 vote

La abstracción es un concepto donde se separa o se aísla toda información que no resulta útil o relevante, y esto se hace a través de un proceso mental. Dicha clasificación ocurre definiendo ciertas características, funciones o atributos de una entidad.

¿Qué es?

La abstracción, es una actividad cerebral que se emplea para comprender la complejidad del mundo y tener un panorama claro de la realidad. Para ello, se captan los atributos, funciones y características generales de un objeto.

En la abstracción se forma un criterio específico donde enfatiza de forma detallada las propiedades de algo, mediante la división de la información. En este proceso se puede comparar múltiples objetos, con la finalidad de descubrir cualidades entre unos y otros.

En el proceso de abstracción se pone atención en un objeto particular, definiendo sus características externas como: el color, el tamaño, entre otras características.

La abstracción permite la elaboración de conceptos y definiciones, por lo que se dice que es un proceso propio de la condición humana.

Ejemplos de abstracción

  1. Al nombrar un gato: Si alguien dice la palabra gato, automáticamente la persona oyente sabe lo que es un gato y que este animal maúlla, caza ratones, entre otras cosas. Por lo que cada vez que alguien menciona la palabra gato, no es necesario definir todas sus características, ya que las personas de inmediato realizan un proceso de abstracción definiendo al animal.
  2. Extraer las características de un objeto como una motocicleta: Primero se definen que similitudes tienen todas las motocicletas y luego se toman factores como: marca, modelo, tamaño, rendimiento, entre otros.
  3. Estaciones del año: Por medio de la abstracción las personas logran diferenciar las características de cada estación del año, agrupando cada una con una serie de conceptos.
  4. Consultas médicas: En una consulta médica, el doctor va desechando la información innecesaria que dice el paciente y acumula mentalmente solo aquella que le aporta datos de la enfermedad del paciente.
  5. Problemas cotidianos: Al resolver un problema de la vida cotidiana, se separa o se desecha (se abstrae) todo lo que no resulte relevante para su solución, centrando el pensamiento en las cosas que son importantes y que sí ayuden a resolver el problema.